viernes, marzo 31, 2006

JAVIER MARÍAS EN TCM. Conversaciones para adaptar al cine sus novelas

Ang Lee o David Lynch podrían adaptar a la gran pantalla dos de las novelas de Javier Marías

Ang Lee o David Lynch podrían adaptar a la gran pantalla dos de las novelas de Javier Marías, tal y como confiesa el escritor en una entrevista que emitirá TCM en exclusiva el próximo domingo 2 de abril, dentro del ciclo “A libro abierto”.

Se trataría de sus obras Corazón tan blanco y Mañana en la batalla piensa en mí. "Hasta ahora he dicho que no en todos los casos, pero han surgido dos posibles proyectos: el de Corazón tan blanco sería en Estados Unidos y para Mañana en la batalla piensa en mí se rodaría en Inglaterra. Si las conversaciones van bien, igual sí aceptaré. Entre los directores que se barajan para uno de los proyectos estarían David Lynch o Ang Lee", afirma.

Durante mucho tiempo se negó a ceder sus novelas para el cine, tras la "mala experiencia" con la adaptación realizada por Elías y Gracia Querejeta de su novela Todas las almas ("eso no me pareció que fuera una adaptación, es una película que no tiene nada que ver con la novela", afirma).

El escritor, invitado del canal durante todos los domingos del mes de abril para hablar de cine y literatura, confiesa en esta entrevista una especial relación con el cine. "Mi generación de escritores fue la primera que se tomó el cine en serio. Mi formación inicial fue tan literaria como cinematográfica y probablemente la cinematográfica comenzó antes. Hay muchas veces en que el referente que uno tiene en la cabeza es un referente cinematográfico más que literario, y a veces es una imagen proveniente de una película más que una frase o un concepto", dice.

EXPERIENCIAS JUVENILES

Pese a sus experiencias juveniles con el cine (trabajó durante un mes con Víctor Erice en el germen de lo que luego fue El espíritu de la colmena), el escritor descarta pasarse a la dirección, como hacen en estos momentos colegas suyos como Paul Auster o Ray Loriga. "Nadie me ha tentado, y yo mismo me he tentado de una manera irreal. Me encanta el cine, me gusta tanto como la literatura y alguna vez claro que he pensado que me gustaría hacer películas en otra vida que hubiera tenido, mas que en la que tengo. En otra vida me hubiera gustado ser director de cine, pero otra vida no la voy a tener", afirma.

El escritor descubre algunas de las claves de la adaptación al cine de las obras literarias y señala que "un cineasta que adapta una obra literaria, si quiere que salga bien tiene que hacer olvidar la novela, tiene que borrarla, y con las grandes obras es difícil que la película prevalezca".

El escritor concluye la entrevista sin descartar nuevas adaptaciones cinematográficas de sus novelas. "Nunca he sentido la necesidad de que existan películas de mis novelas. Creo que mis novelas no son especialmente cinematográficas, dependen de la voz narrativa, pero ha llegado un momento en el que también me hace gracia, ya que me gusta mucho el cine. A lo mejor un día mis novelas acaban siendo recordadas gracias a que hubo una película sobre ellas", concluye.

El Correo Digital, 29 de marzo de 2006


Ang Lee o David Lynch podrían adaptar para el cine dos novelas de Javier Marías


EUROPA PRESS
. Madrid. Ang Lee o David Lynch podrían adaptar a la gran pantalla dos de las novelas de Javier Marías, tal y como confiesa el escritor en una entrevista que emitirá TCM en exclusiva el próximo domingo 2 de abril, dentro del ciclo "A libro abierto". Se trataría de sus obras Corazón tan blanco y Mañana en la batalla piensa en mí. "Hasta ahora he dicho que no en todos los casos, pero han surgido dos posibles proyectos: el de Corazón tan blanco sería en Estados Unidos y Mañana en la batalla piensa en mí, que se rodaría en Inglaterra. Si las conversaciones van bien, igual sí aceptaré. Entre los directores que se barajan para uno de los proyectos estarían David Lynch o Ang Lee", afirma.

MALA EXPERIENCIA

Durante mucho tiempo se negó a ceder sus novelas para el cine, tras la "mala experiencia" con la adaptación realizada por Elías y Gracia Querejeta de su novela Todas las almas ("eso no me pareció que fuera una adaptación, es una película que no tiene nada que ver con la novela", afirma).

El escrito confiesa una especial relación con el cine. "Mi generación de escritores fue la primera que se tomó el cine en serio. Mi formación inicial fue tan literaria como cinematográfica y probablemente la cinematográfica comenzó antes. Hay muchas veces en que el referente que uno tiene en la cabeza es un referente cinematográfico más que literario, y a veces es una imagen proveniente de una película más que una frase o un concepto", dice.

Pese a sus experiencias juveniles con el cine (trabajó durante un mes con Víctor Erice en el germen de lo que luego fue El espíritu de la colmena), el escritor descarta pasarse a la dirección, como hacen en estos momentos colegas suyos como Paul Auster o Ray Loriga. "Nadie me ha tentado, y yo mismo me he tentado de una manera irreal. Me encanta el cine, me gusta tanto como la literatura y alguna vez claro que he pensado que me gustaría hacer películas en otra vida que hubiera tenido, más que en la que tengo. En otra vida me hubiera gustado ser director de cine, pero otra vida no la voy a tener", afirma.

Heraldo de Aragón, 29 de marzo de 2006


Ang Lee o David Lynch, candidatos a dirigir una novela de Javier Marías


En una larga entrevista concedida al canal de televisión TCM, y dentro del ciclo A libro abierto, el escritor madrileño Javier Marías ha revelado que dos de sus novelas, Corazón tan blanco y Mañana en la batalla piensa en mí, podrían ser adaptados próximamente por cineastas internacionales. "Hasta ahora he dicho que no en todos los casos, pero han surgido dos posibles proyectos: el de Corazón tan blanco sería en Estados Unidos y Mañana en la batalla piensa en mí se rodaría en Inglaterra. Si las conversaciones van bien igual sí aceptaré. Entre los directores que se barajan para uno de los proyectos estarían David Lynch y Ang Lee".

Tras la experiencia de Todas las almas, adaptada por Gracia y Elías Querejeta, Marías había rechazado, según explica, el ceder sus novelas. "Eso no fue una adaptación. Es una película que no tiene nada que ver con la novela", afirma Marías.

El escritor habla en la larga entrevista de su relación con el cine ("Creo que mis novelas no son especialmente cinematográficas, dependen de la voz narrativa")y de películas legendarias como Lolita o A sangre fría, "uno de los pocos ejemplos de una gran película basada en una gran novela".

El País
, 31 de marzo de 2006