sábado, mayo 05, 2007

Salivando para Octubre

Una de las nada despreciables ventajas de esa «superproducción» que tanto niegan mis amigos editores es que, entre la (abundante) bazofia, brillan especialmente los diamantes (algunos grandes como el Ritz, que diría Scott Fitzgerald). Lo que se va sabiendo de la programación de algunas editoriales para la rentrée otoñal me pone más contento que si me hubieran concedido el Premio del Reino de Redonda, que este año, por cierto, se lo ha llevado el insigne George Steiner tras batir a candidatos tan conspicuos como Phillip Pullman (Ediciones B tiene publicada su estupenda trilogía para jóvenes La materia oscura), Umberto Eco o Haruki Murakami. Entre lo anunciado para septiembre-octubre destaco, en el campo de la novela, dos de autores españoles y dos extranjeras. Alfaguara (supongo) publicará la tercera (y última) entrega de Tu rostro mañana, de Javier Marías, con el probable título de Veneno y sombra y adiós: más de 700 páginas en las que el singular espía Jacques Deza terminará cerrando los círculos envolventes que él u otros abrieron a lo largo de las 800 anteriores (más o menos). Anagrama (confirmado) publicará la última novela de Rafael Chirbes, con el inquietante (y un punto bernhardiano) título de Crematorio, en la que el autor regresa a su universo tradicional de perdedores, arribistas y tránsfugas ideológicos de ilusiones perdidas. Entre las extranjeras, dos novedades de dos constantes candidatos estadounidenses al Nobel de Literatura: la esperada Falling Man, de Don DeLillo, contratada por Elena Ramírez para Seix Barral, y que comienza con un personaje surgiendo entre las cenizas y los detritus del 11-S; y la estupenda (la adjetivo porque ya he tenido ocasión de leer su uncorrected proof) The Gravedigger’s Daughter («La hija del enterrador»), de Joyce Carol Oates, contratada por Valerie Miles para Alfaguara. Vayan haciendo sitio en la mesilla de noche.

MANUEL RODRÍGUEZ RIVERO

Abc de las artes y las letras, 5 de mayo de 2007